El teatro, con amigos

jueves 14 junio 2018

Los actores no sabemos responder a preguntas sencillas. ¿Cómo estás? Le pregunto a un compañero que me encuentro por la calle. Trabajando aquí, con este proyecto, pensando en hacer no sé qué. Ya, ya, pero ¿cómo estás?

Al igual que no me gusta utilizar el currículum como respuesta a preguntas que nada tienen que ver con el trabajo, tampoco termino de reconocerme aportando citas de otros. Siempre lo he hecho, pero de un tiempo a esta parte me resueno pedante.

Este blog me permite ser pedante a ratos, me ayuda a reconciliarme con mis palabras. Al grano. En un taller con Declan Donellan, sus primeras palabras fueron:

¿Para qué hacemos teatro?

Mil respuestas se nos vinieron a la cabeza ante la pregunta del maestro. Todas teñidas de aspiraciones intelectuales: es Donellan, no puedo decir cualquier cosa. En cambio, como todos los grandes, saben utilizar palabras sencillas para decir cosas enormes:

Para estar juntos.

Cada día que pasa, cada proyecto que sucede sedimenta algo diferente. Confirmas o desmientes. Te animas o quieres renunciar. Hay veces que haces teatro para trabajar y hay veces que trabajas para hacer teatro.

Esta profesión está muy bien hecha, me decía un amigo mío. Cambias de elenco y de proyecto cada equis tiempo porque si no, los acabas matando a todos. Tienen principio y fin, pero también tienen constante.

Las personas que nos rodean, cambian. Aun así, cada vez que afronto un proyecto la pregunta se repite. ¿Quién está en el elenco? ¿Los conozco?

El teatro es con amigos o haces amigos en el teatro. A veces son temporales porque el ser humano es así, intenta ser agradable con el mundo que le rodea. Intenta allanarse el camino que tiene que recorrer y es mejor que tus compañeros de viaje sean gente con la que te sea llevadero seguir adelante. En cambio, cuando encuentras confidentes, la cosa cambia.

He oído decir y he dicho, que lo importante del teatro es la cerveza de después de la función. Es ahí donde si se hace con amigos, celebráis el teatro. Es una visión simplista del tema, aun así, el pretexto de una función para reunir a gente que piensa y habla entre ella, aunque se aleja de lo poético, me acerca a lo romántico.

Seguro y lo sabemos, hay grandes despachos donde se decide la programación más o menos acertada de los teatros. Es más, el término DE AMIGOTES también se utiliza en el teatro. El significado es el mismo que en la política. Teatro de AMIGOTES nada tiene que ver con teatro entre AMIGOS y teatro entre COLEGAS.

Uno es un fraude no por su falta de honestidad. Otro también lo es por su falta de profesionalidad. En cambio, hay cierta materia prima que requiere que se recolecte con las manos de la amistad. La línea es fina y hay que tener cuidado de no caer en las otras dos vertientes.

Querer estar juntos es un acto más humano que querer ver o hacer teatro. No es fácil encontrar un lugar donde reunirse. Y no es fácil encontrar un lugar donde compartir.

image

Dejar un mensaje

  • Más entradas en el blog