Tankas

lunes 12 junio 2017

 

El tiempo duerme
pero, en verdad, no duerme
dormir parece,
engañarnos pretende
todo es silencio ahora.

 

Se fue muy lejos
por valles y montañas
escapó el hombre;
no paró hasta saberse
allende la frontera.

 

Lluvia de otoño
desde el fondo del bosque,
un viento frío
a la tierra austral entra
por sus ventanas rotas.

 

Variada luna
en la noche brumosa
asoma un rostro
elemental y ajeno
sobre un espejo de agua.

 

 

A toda prisa
se construye una barca
bajo la luna;
pronto todo será
oscuridad y lluvia.

image

Dejar un mensaje

  • Más entradas en el blog