La llave maestra

miércoles 01 marzo 2017

Soy la llave maestra que abre tus siete candados. El que no se deja llevar por tus genuinas virtudes y

se codea con tus horrendos defectos. El que recoge las piezas que desprendes por los recuerdos y

luego las repone, presionándolas, para que ocupen de nuevo un lugar en ti que ya no les pertenece.

Porque no todo va a ser tan fácil. Porque eres como el río que no nunca es el mismo.

Yo te devuelvo al pantano.

 

Después de tanto tiempo corriendo juntos y evadiéndonos en paralelo, los caminos tienden a

juntarse en un punto de fuga en vez de acabar en una esperada bifurcación.

Del barro sólo se dibuja un sendero. Las pisadas chafadas entre ellas.

Ahí te estaré esperando. Cada vez que mires al horizonte.

 

Dicen que eres cruel. Contigo misma. Dicen. Te acusan.

Y dicen. Que eres mala. Que no eres de fiar. Que tan solo te mueves por objetivos ególatras.

Pero a mí no me engañan, te conozco desde que se manifestara tu conciencia.

Sus cantos de sirena son inútiles ante mis oídos de hiena.

Sus puntos de vista sociales son sólo los átomos que nos rodean.

 

Yo lo sé.

Sé que tu sólo deseas la perfección. Una perfección altruista.

Y como no la consigues desde tu parte, detestas a quien tampoco te la puede ofrecer desde el otro

lado. Cualquier otro lado.

 

Ssssh, no les escuches más. Ya has tenido bastante.

Abre la boca. Deja que entre en mi casa.

Méteme en tus tuberías viscosas donde tan bien me encuentro y donde nos encontramos.

Déjame entrar de nuevo, otro día más.

Come.

Tu píldora antidepresiva.

 

Tu llave maestra.

image
Comentarios sobre La llave maestra
Por Jess el viernes 10 marzo 2017 a las 21:34:10  

Sin palabras…

Por Carlos S. Bouma el viernes 10 marzo 2017 a las 21:40:19  

(…)

Dejar un mensaje

  • Más entradas en el blog